Day 6: Miami (OK) – Oklahoma City (phone diary)

Hoy volvíamos a tener otro día tranquilo en lo que a kilómetros se refiere, aún así nos pusimos en marcha un poco más temprano que el día anterior, nos despedimos del Coleman Theatre, que también queríamos ver de día y teníamos al lado del motel y nos pusimos en marcha a por nuestro sexto día recorriendo la carretera madre.

La primera parada era encontrar un tramo de la Ruta 66 entre Miami y Afton que mide solamente 9 pies de ancho, y otra vez gracias a las coordenadas que amables turistas ponen en las webs, hemos encontrado este trocito de historia muy fácilmente y hemos comprobado que realmente tiene 9 pies. 

   
 

Después de un buen rato de hacer tonterías en este tramo, hemos seguido hasta Afton para visitar el Afton Station, que aunque desde fuera no parece gran cosa, dentro tienen una colección alucinante de coches antiguos. Además la dueña del lugar ha subido una entrada en su blog con una foto nuestra poniendo nuestros nombres en su pared, donde casi ya no quedaba espacio para escribir! Podéis ver su entrada del blog aquí. Le ha cambiado el nombre a nuestro pueblo y nos ha puesto más días de vacaciones de los que estamos, pero han sido tan majos que qué más da!

   
     

  

Al otro lado de la calle, a la entrada de Afton, podréis ver como ha quedado uno de esos típicos letreros de neon anunciando el Rest Haven Motel. La verdad es que Afton parece medio abandonado y hemos visto muchos pueblos así en estos dos últimos días, cosa que tiene su encanto pero que básicamente son para hacer una parada, ver algo característico del lugar y seguir el trayecto. 

  

Siguiendo la ruta y antes de llegar a Chelsea nos hemos parado a ver el Pryor Creek, otro de esos puentes con historia y que por suerte aún se conservan en buen estado.

  

La siguiente visita nos ha llevado a Foyil, para visitar el Totem Pole Park. Dicen que es el totem más grande del mundo, mide 30 de alto y tiene más de 200 pinturas. La entrada es gratuita, pero el parque se mantiene gracias a lo que se compre en la tienda de regalos o con donativos, así que hemos hecho las dos cosas.

 

Como ya nos estaban sonando las tripas y queríamos comer en el Tally’s Café de Tulsa, cogimos el coche y seguimos la ruta, haciendo antes una para rápida en el Will Rogers Memorial Museum, en Claremore, en el que no hemos entrado por falta de tiempo, pero hemos hecho la foto de rigor.

  

El Tally’s Café es otro de esos sitios de película, cinquentero total y donde además se come muy bien y para mi alegría con opción vegetariana. 

Justo al lado del Tally’s Café hay un tienda que es una locura, llena de objetos de segunda mano y todas las frikadas que quieras, no recuerdo el nombre pero esta pegada al Tally’s Café así que no tiene pérdida! 

   
 

 

Con el cuerpo cargado de energía de nuevo nos hemos ido a ver esa ballenita tan graciosa y tan conocida de la Ruta 66, la Blue Whale que se encuentra pegada a Tulsa, en Catoosa. Es simplemente una ballena en un pequeño lago que construyó Hugh Davis para su mujer, que coleccionaba figuras de ballenas, pero que finalmente Hugh decidió compartirlo con los demás y convertirlo en un parque de atracciones. Es tan bonita y simpática, que me he llevado una camiseta de recuerdo 😉

   

Esto que viene ahora no tiene nada que ver con la ruta, pero aquí una es fan de los Hanson (sí, esos niños rubios que parecían niñas y cantaban eso de “Mmmbop”), y resulta que mis queridos rubitos son de Tulsa y siguen viviendo ahí, y además estos señores hace años decidieron crear su propio sello discográfico al tener desacuerdos con su sello de entonces por no hacer canciones “comerciales” , así que aquí mi persona se ha vuelto loca buscando lugares relacionados con ellos y he encontrado donde tienen el sello y estudio de grabación 3 Car Garage, y para allí que nos hemos ido!! Por suerte Axel entiende mi locura por estos hermanitos y aunque me sentía como si tuviera 15 años, me he comportado como una de 32, lo prometo. He sacado nuestro palito selfie y bajo la lluvia aquí está mi foto fan.  (Les he dejado una notita en el buzón con la dirección de este blog hehehe)

   

Con los pelos de punta de la emoción hemos seguido rumbo a Arcadia, para visitar la casa de John Hargrove, que la tiene decorada con detalles de cosas típicas de toda la ruta, pero era ya un poco tarde y estaba cerrado, aunque como hoy dormimos cerca, mañana probaremos de volver. 

 

Al llegar al Oklahoma hemos detectado una lucecita en el coche que horas antes no salía y como hay una oficina de Alamo en Oklahoma City, nos hemos dirigido hacía allí para quitarnos dudas de encima, y correcto, al coche le hacía falta aceite y al preguntarnos hasta donde nos dirigiamos en nuestro viaje, nos han cambiado el coche por uno igualito y del mismo color y todo, ahora con matrícula de Oklahoma. Con el problema solucionado nos quedamos a dormir en Oklahoma City para mañana seguir más y mejor. 

Saludos de los ases de la carretera madre. 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s