Day 7: Oklahoma City – Mclean (phone diary)

Good morning! Ya hemos completado nuestra primera semana de nuestra aventura sobre ruedas y por suerte aún nos queda muchísimo por ver. Por fin he conseguido dormir una noche entera sin despertarme antes de que sonara el despertador, así que llenos de energía cogimos las maletas después de un buen desayuno y nos dirigimos al post office más cercano para enviar la gran cantidad de postales acumuladas que tenía por enviar. 

 

Después volvimos otra vez hacia Arcadia para ver si John Hargrove tenía hoy abierto su hogar para visitarlo, y así ha sido. Aunque no es oficialmente un museo, es como si lo fuera, tiene su casa y los alrededores llenos de obras, esculturas o como queráis llamarlo de las cosas más típicas que se van viendo en la ruta. John se ha acercado a nosotros y nos ha abierto la puerta de su pequeño museo que es su hogar. Nos ha invitado a una coca-cola mientras nos explicaba mil historias. No cobra entrada para visitar este alucinante lugar pero tiene un bote para dejar donativos en la réplica de la barra de un bar que tiene dentro. Un nuevo amigo que nos llevamos de este viaje. Y también su perra Shiva!

 

  

  

  

  

  

  

  

  

 

Nos despedimos de John y nos lanzamos a la carretera dirección Clinton, donde nos paramos a comer y a comprar algún recuerdo en uno de los muchos museos que hay durante toda la ruta. 

 

  

  

  

 

De camino a uno de los sitios que más ganas teníamos de ir, hicimos dos cortas paradas, una en Elk City, donde se encuentra esta enorme señal de la Ruta 66 en otro de los muchos museos de la ruta, y luego en Sayre para saludar a este bonito búfalo llamado The Spirif of the West. 

 

  


 

  

 

Por fin llegamos a Erick, el último pueblo del estado de Oklahoma que visitábamos, aquí está el City Meat Market, una locura de lugar lleno de… de TODO! No se ni como explicarlo. Ha salido un aunténtico redneck llamado Harley a saludarnos e invitarnos a pasar. Nos hemos sentado, hemos charlado, reido, nos ha invitado a unas cervezas y hasta nos ha tocado la canción de la Ruta 66 en directo. Ha sido un momentazo. Estábamos tan a gusto que nos hemos quedado una horita larga ahí. Harley es una bellísima persona, divertido y loco, y tan majo que nos ha invitado a ver su casa!!!! Donde duerme, donde come, su lavabo, TODO! Nos ha contado que hace siete meses su mujer murió y tiene un altar de ella en cada rincón de este increíble lugar. No os lo podéis perder. Ahora somos hasta amigos en el facebook! Un descubrimiento en toda regla y uno de los mejores momentos de este viaje y la mejor manera de despedir este estado.

No tengo casi fotos en el móvil pero prometo subir muchas de las que he hecho con la cámara cuando volvamos a casa. 

   

 

  

Empezaba a oscurecerse y aunque la siguiente parada tenía que ser Shamrock, hemos conducido 20 minutos más porque queríamos dormir en el Motel Cactus Inn, en Mclean, un auténtico motel de la ruta, de los de siempre. De esta manera nos adentramos en un nuevo estado, Texas, esperando vivir muy buenos momentos en él. 

Saludos de los ases de la carretera madre.

   

 
 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s