Day 10: Tucumcari – Albuquerque (phone diary)

Con el día de hoy ya pasamos el ecuador de nuestro viaje y hemos atravesado la mayor parte de los estados por los que pasa la Ruta 66, nos quedan pocos pueblos que ver, pero grandes ciudades que descubrir (Las Vegas y Los Angeles) y sitios espectaculares como Petrified Forest, Grand Canyon y Monument Valley. 

Después de desayunar en The Blue Swallow Motel y despedirme de mi nuevo amigo perruno, nos dirigimos al mural de The Legendary Road para hacer una foto en condiciones antes de abandonar Tucumcari y dirigirnos a nuestro próximo destino.

   

  

  

  

 

Con las maletas ya en el coche nos fuimos a Santa Rosa, donde se encuentra el Blue Hole, un manantial natural conocido por los submarinistas de todo el país. 

   

  

  

  

  

  

Hoy era un día de pocas paradas y bastantes kilómetros, por suerte el paisaje que nos ha acompañado todo el día ha sido increíble y los colores del paisaje de New Mexico son de película.

   

  

Antes de llegar a nuestra siguiente parada, Santa Fe, a nuestra derecha hemos podido divisar a lo lejos parte de la montañas rocosas, en concreto las llamadas montañas Sangre de Cristo, con un poco de nieve en su punto más alto, y con el calor que hace aquí parece casi mentira que haya nieve!

    

Por fin llegamos a Santa Fe, justo para la hora de comer y nos dirigimos al Souper Salad, un buffet libre donde tenía opción vegetariana y podíamos comer algo más sano.

 

Santa Fe es totalmente diferente a todo lo que habíamos visto hasta ahora y teníamos muchas ganas de pasear por sus calles y gastar dinerito en la gran cantidad de tiendas que hay en ella, pero al final gastamos poco ya que aquí todo es muuuuy caro y solo algunas tiendas de souvenirs para turistas estan algo más económicas. Lo que más te vas a encontrar aquí son joyerías, y hasta los indios venden colgantes y demás bisutería en la plaza central, sentados en el suelo con sus mantitas, pero lo más ecónomico que me dijeron de todos los artículos que pregunté costaba 50 dólares, así que imaginaros.

    

  

  

  

Con estos precios, compramos solamente un par de cositas y seguimos paseando Santa Fe (que es MUY bonita) hasta llegar a la iglesia más antigua de Estados Unidos, la Misión de San Miguel, de 1640.

   
  

  

 
  

  

 

  

  

  

 

  

  

 

Pasamos toda la tarde aquí y nos quedaba una hora hasta llegar a Albuquerque donde nos quedaríamos a dormir, así que antes de que el sol se pusiera, cogimos el coche y nos dirigimos a buscar un lugar donde dormir.

  

Nuestra primera opción era el Monterey Non Smokers Motel, otro motel conocido de la ruta, pero al llegar ahí el hombre más antipático de este país nos atendió preguntando de muy malas maneras si fumábamos… Vamos a ver, el motel se llama Non Smokers Motel, ya entendíamos que ahí no se podía fumar, pero que no te dejen dormir ahí por ser fumador aunque dentro de su recinto no vayas a fumar nos pareció fatal y además las maneras como nos habló fueron de lo peor, así que cogimos el coche y nos fuimos a nuestra segunda opción, el Sandia Peak Inn, que se encuentra en la misma calle que el anterior y donde además tuvimos la suerte, aún no sabemos porque, de que nos dieran una habitación suite por el precio de una habitación normal. Así que aunque no sea un motel de los más ecónomicos, lo recomiendo, además aquí tenemos desayuno y en el otro no, así que butifarra para el Monterey Non Smokers Motel!! No vayáis jamás! >:/

Dejamos nuestras cosas en la habitación suite (hehehe) y salimos para ver El Vado Motel, un motel mítico de la Ruta 66 que dejó de funcionar hace pocos años y que parece que ahora alguien ha comprado y quiere convertirlo en una especie de lugar de ocio con un anfiteatro, tiendas y demás cosas, algo que a los amantes de la Ruta 66 nos les hace ninguna gracia y estan intentado parar, pero parece ser que es algo que ya esta en proceso. De momento esto es lo que queda de él a día de hoy.

   
 

Y con la noche casi encima, fuimos a por la cena, la trajimos al motel y preparamos el día de mañana que nos llevaría a un nuevo estado, Arizona.

Ahora toca descansar para tener fuerzas para seguir conduciendo la diagonal de Estados Unidos.

Saludos de los ases de la carretera madre.

   
  

 

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s